viernes, 17 de febrero de 2012

Impresiones sobre la Semana Internacional de La Moda de Bogotá

como una aparición

La semana “internacional” de la moda de Bogotá de nuevo evidenció la profunda crisis en la que está sumida la moda nacional. Este evento reúne en forma desordenada  y espontanea insumos (cueros, marroquinería ,maquinaría) y pasarelas dedicadas a promocionar este tipo de productos que bien podrían contar con espacio suficiente en un sencillo show room. Adicionalmente como una extensión más de su capacidad productiva la SIMB promueve también a diseñadores jóvenes en un salón sin futuro alguno que se complementa con las desastrosas propuestas* de los “principales diseñadores nacionales “ quienes arroparon a sus modelos con diseños mediocres, vulgares,  pretenciosos( totalmente ajenos al panorama de tendencias globales) al ritmo de la peor música que se podría escuchar (Paula Mantilla fue la ganadora en esta categoría).Cada presentación era una eternidad bajo el techo de bombillos ahorradores de luz que paralizó a las modelos. Las niñas caminaban en un sopor tedioso; aburridas, mal humoradas, sin gracia, sin champaña, absolutamente SIMB.

*Salvo La Casa de Greta y Leal Dacarett.

0 comentarios:

Publicar un comentario