viernes, 14 de octubre de 2011

Momento frívolo

como una aparición
Cristóbal Balenciaga, Diana Vreeland, Mona Bismarck y Consuelo Crespi. 

Para sus clientas habituales, la partida de Balenciaga de la Alta Costura fue una pérdida considerable. Diana Vreeland casi disfrutaba con el melodrama de la situación, ya que cuando llegó la noticia de la retirada del modisto, se hallaba de visita en capri con una de las mujeres más ricas del mundo, Mona Bismarck. Consuelo Crespi consideró que el asunto era lo suficientemente importante como para telefonear desde Roma y según Vreeland, el efecto sobre Mona Bismarck fue devastador: “Mona no salió de su habitación durante tres días y entro en una total […] ¡quiero decir, era el fin de una cierta parte de su LIFE ¡

Tomado de: Cristóbal Balenciaga (1895 – 1972) Modisto de modistos / Lesley Ellis Miller / GG Moda.

0 comentarios:

Publicar un comentario