sábado, 22 de mayo de 2010

como una aparición

Gabrielle Bonheur "Coco" Chanel (Saumur, Francia, 19 de agosto de 1883 - París, 10 de enero de 1971)

Las dos míticas y entrelazadas C del logo de la casa chanel soportan todo una historia en el mundo de la moda. Esta marca de lujo moderno está y estará indiscutiblemente unida a la imagen de su creadora, Gabriel Chanel, conocida como Coco Chanel. Su historia se remonta a un pasado difícil y humilde, lleno de privaciones, que paradójicamente, serían las bases para forjar el carácter férreo y estricto que la caracterizó a lo largo de su vida.

Charles Worth y Paul Poiret dominaron por un buen tiempo el universo naciente de la alta costura, sus diseños parecían puestas en escena sumamente elaboradas que poco o nada tenían que ver con una función práctica del vestir, muchas de sus creaciones eran realmente incomodas, por ejemplo las faldas que creo poiret eran tan estrechas, que las mujeres debían caminar con pasos cortos, además el universo de la moda y la alta costura estaba dominado por hombres lo que quizá los alejaba de las verdaderas necesidades que tenía una mujer al vestirse, necesidades que iban más allá del simple adorno y la pose.

Gabriel Chanel fue seleccionada como una de las personas más influyentes del siglo pasado y no podría ser para menos, fue ella quien en realidad logró crear una nueva silueta, un nuevo estilo que cambio el concepto de incomodidad que vestía a las mujeres desde hacía ya bastante tiempo. Gracias a la observación de la indumentaria masculina conformada por prendas básicas y funcionales logró enfatizar en aspectos relacionados directamente con el corte y la confección, conceptos ligados a la utilización de nuevos materiales que permitían a las mujeres desempeñarse con soltura . Si había algo que realmente importaba en la filosofía del universo chanel era la libertad, “la libertad de movimiento es poder, decía, jamás estuvo de acuerdo con que un hombre vistiera a una mujer, para ella, los diseñadores masculinos generaban una especie de juego de muñecas en el que las mujeres quedaban literalmente envueltas en sus más extravagantes caprichos.

Con un estilo y carácter únicos, Gabriel Chanel materializó sus primeras ideas en la creación de sombreros. Eran sencillos, fáciles de llevar y competían en contra de las elaboradas creaciones que se imponían en aquel momento. Con su inteligencia y mirada pragmática esta astuta mujer de negocios logró abrirse campo en los sectores más exclusivos de la sociedad francesa de la época, obteniendo un éxito asegurado, además, era ella quien servía de modelo para sus propios diseños, que en realidad, eran prendas de su propio guardarropa. Vale la pena investigar y observar la notable diferencia entre las mujeres de aquel entonces y Chanel. Ella sorprendía con el cabello corto, vestidos sencillos y sueltos en tejido de punto, cascadas de perlas en su cuello y zapatos bicolores. Este look pronto tendría un gran número de seguidoras.

Los hombres que al inicio de su carrera compartieron su vida le brindaron la ayuda necesaria para abrir su primer tienda en la Rue Cambon en parís.


El tweed, el jersey, el tejido de punto, las perlas, los zapatos bicolores, la joyería de fantasía, la camelia y el vestido negro, son elementos predominantes del universo chanel. Durante los años 20 el éxito fue inminente, creo todo un imperio del lujo basándose en la observación puntual del vestuario masculino, en la implementación de indumentarias útiles, que le permitían crear con total libertad y sutileza los más exquisitos trajes, tanto de calle como de gala.

Uno de los grandes logros en la historia de la maison chanel es la creación del mítico perfume chanel No 5. Este nombre se deriva de la quinta muestra que probo coco chanel durante las pruebas para la creación de un nuevo perfume. Compuesto por una formula de más de ochenta flores con una costosa nota de jazmín, que fueron intensificados con productos químicos, el No 5 se convertiría en todo un símbolo instantáneo de estatus. La clave radicaba en saber presentar un producto de la mejor manera posible, la forma del frasco evocaba la de las aguas de colonia masculinas caracterizadas por líneas simples. Es así como esta sutil fragancia lograba envasarse para la posteridad en un frasco con diseño depurado de forma cuadrada que estaría etiquetado con el nombre de su creadora Chanel No 5.

Durante los años 30, la casa Chanel disfruto de sus momentos más exitosos. La Marca logró instalarse en el imaginario de la alta sociedad francesa como marca de lujo que proponía nuevas facetas en el vestuario femenino. Desafortunadamente algunos años después con la segunda guerra mundial encima, Coco Chanel tuvo que enfrentar una huelga de trabajadores que la obligo a cerrar las puertas de sus talleres. A lo largo de la segunda guerra mundial no se elaboraron nuevos diseños y las ventas del perfume Chanel No 5 no eran las mejores. Este retiro casi obligado hizo que se refugiara en suiza, para luego regresar a París, dónde tiempo más tarde, tendría que responder ante la justicia por sus conexiones con un joven oficial nazi.

El new look de Dior dio la bienvenida a los años de pos guerra. Durante el conflicto la indumentaria femenina se resumió a lo básico, obviamente por la falta de recursos. El diseñador Christian Dior propuso una gran variedad de siluetas excesivas y poco funcionales que paradójicamente regresaron a la mujer al pasado reciente del corsé, las faldas amplias, las cinturas ajustadas, que poco o nada tenían que ver con el look minimalista y práctico de Chanel.

Dada de baja por los editores de moda y prácticamente en la quiebra, Mademoseille Chanel resurgió de las cenizas en el año 1954, propuso a sus socios financieros, los hermanos wertheimer, la financiación necesaria para regresar de nuevo al mundo de la moda. A sus 71 años Chanel dio muestra de su inquebrantable e incansable espíritu de trabajo creando una colección en la que retomaba características propias de su estilo; el tejido de punto, las camelias, los botones dorados, los zapatos bicolores, el tweed, el jersey, los colores beige, azul, negro y rosa pálido, se mostraron mejor que nunca en su nueva colección, que paradójicamente, cuándo fue lanzada en París en el año 1954, no recibió las mejores críticas de los editores de moda franceses e ingleses, quienes se referían al estilo chanel como un viaje en el tiempo sin mayores novedades. La prensa especializada en moda de Norteamérica en contraposición adopto el regreso de Chanel con entusiasmo definiéndolo como un “clásico infaltable” en el guardarropa de toda mujer.

El aporte más importante de este regreso lo definió la aparición del vestido de dos piezas (chaqueta y falda), estructurados en corte recto de tweed con bordillo trenzado, diseñado para que las mujeres gozaran de mayor libertad. El resultado: Un vestido atemporal y elegante que hasta el día de hoy sigue absolutamente vigente. Por otro lodo las ventas del mítico Chanel no 5 se dispararon años más tarde cuando Marilyn Monroe contestó que lo único que se ponía para irse a dormir era un poco de Chanel No 5.

Coco Chanel murió el 10 de enero 1971 a los 87 años, jamás cambio su estilo y fue fiel a él. Ella fue la mejor modelo de sus creaciones. Instaló para siempre diseños como el infaltable vestido negro, catalogado por vogue como el Ford T de la moda, el vestido de dos piezas en tweed, el bolso con cadena 2.55, los zapatos con puntera (negra, dorada y beige), la joyería de fantasía, definió el largo de la falda dos dedos abajo de la rodilla. Chanel era mujer y sabía perfectamente lo que las mujeres necesitaban, nunca dudo de sus capacidades y mantuvo un carácter fuerte que le permitió sobresalir en mundo dirigido por hombres.


Karl Lagerfel y Chanel.

El futuro de la marca después de la muerte de madeimoselle Chanel, estaría definido por las estrategias de marketing que permiten que las marcas de lujo se mantengan. La compañía incursionó en la creación de productos cosméticos, nuevas fragancias (masculinas y femeninas), joyas, piezas de relojería, accesorios que siguieron catapultando a Chanel al “inalcanzable” mundo de las marcas de lujo.

Paradójicamente las riendas de la maison chanel están actualmente en manos de un hombre; Karl Lagerfeld es quien está a cargo de la dirección creativa desde hace más de veinte años. En sus manos los símbolos relevantes del universo chanel han sufrido todas las transformaciones posibles sin perder la esencia que lo caracteriza. Lagerfed ha dado un nuevo aire alterando los diseños, subiendo y bajando el largo de la falda, exagerando los complementos y reforzando al mismo tiempo su propia identidad a través de sus diseños. Estrellas como Nicole Kidman, Audrey Tatou, Lili Allen, han prestado su imagen para promocionar el perfume chanel no 5 y algunos nuevos diseños de bolsos y complementos. Modelos miticas como Ines de la fresange, Claundia Shiffer, Kate Moss han sido imagen de sus campañas y desfiles.

Chanel como marca cuenta toda una historia, “reciente”, no estamos muy lejos de imaginar gracias al cine los inicios de Gabriel Chanel en películas como “Coco avant Chanel”, podemos leer un buen número artículos sobre estas casa de moda gracias a editoras como Ana Wintour (Editora en jefe de Vogue Norte América), quien profesa una profunda admiración por la maison y por su director creativo Karl Lagerfeld. Podemos también revisar sus más recientes propuestas gracias a su página web y observar con detenimiento todo lo que se esconde detrás de estas dos C.




0 comentarios:

Publicar un comentario